Dorita Díaz dirige desde hace muchos años la Quesería Vega de Tordín, donde elabora la D.O.P. Queso de Cabrales. Es una emprendedora ejemplar, que ha realizado un tremendo esfuerzo para modernizar los procesos de producción, respaldada siempre por la sabiduría y experiencia familiar en la elaboración artesana de este producto.

No sólo se ha atrevido a una revolución en el etiquetado del queso incorporando un diseño totalmente nuevo, sino que ha querido desarrollar una marca sólida y eficaz que confiera personalidad a su empresa y le permita abordar proyectos de comercialización más ambiciosos.

En el desarrollo del proyecto sólo se nos impusieron dos requisitos: poner en valor el paisaje de la majada de la Vega de Tordín que da nombre a la marca y que ha sido durante décadas el escenario natural donde la familia ha desarrollado su trabajo; y hacer un homenaje a la figura de la abuela Carmen Díaz, que fue Pastora Mayor de los picos de Europa durante muchos años. Ambas ideas nos parecieron muy interesantes para conferir a la marca los atributos de producto genuino de los Picos de Europa y su carácter de tradición familiar.

Si bien el Queso de Cabrales es uno de los productos-marca más emblemáticos de la gastronomía asturiana, es la primera vez que una quesería afrontaba el reto de crear una verdadera identidad propia para distinguir sus productos del resto de productores.







Enlaces relacionados:

>>>> Consejo regulador del Queso Cabrales