El martes pasado acudí como invitado al Salón del Gourmet de Madrid.

Mi visita se centró en el Pabellón de Asturias, donde se concentraban algunos de nuestros clientes y marcas.

Los pasillos principales estaban flanqueados por las denominaciones e indicaciones geográficas protegidas, los productos estrella de nuestra gastronomía. Cuatro de estas marcas de calidad han sido diseñadas por nosotros, y verlas vestidas de gala me hizo mucha ilusión.



Mi primera parada fue en el stand de Acueo, donde Nuria y Eduardo no daban abasto abriendo ostras. Charlamos un rato sobre los buenos resultados obtenidos a través de su tienda online y planeamos el desarrollo de nuevas acciones de marketing en Internet para este año. Acuicultura del Eo se estrenaba en esta feria, pero estaban realmente contentos con los contactos comerciales obtenidos.

En el pasillo paralelo me esperaba Cristina, responsable técnica de la quesería Rebollín, que presentaba como primicia su nuevo producto Rebollín Fusión de Sidra, una marca sobre la que tendremos oportunidad de hablar largo y tendido muy pronto. Un queso sin duda muy innovador.

También tuve ocasión de visitar el stand de Sidra el Gaitero, un clásico de este tipo de eventos, donde comentamos algunos aspectos de la nueva marca que estamos desarrollando con ellos. Un proyecto innovador que esperamos presentar antes de fin de año.

Para rematar la jornada, mi estimado amigo Pedro Martino nos preparó a un pincheo de mucho nivel, cortesía del stand de Coasa.

Aunque no hubo demasiado tiempo para un recorrido pausado a lo largo de toda la feria, me llamó la atención el buen trabajo de la comunidad de Castilla y León, con una gran superficie expositiva y una gran calidad de producto y diseño de sus empresas.

Volveremos el año que viene con más tiempo para explorar y esperamos que con más marcas.